Abels & Annes

Cámaras de luz roja en Chicago Serán Removidas de Intersecciones Limitados

3915.jpgRecientemente, Chicago ha sido conocido por tener un sistema de cámaras de luz roja más grande en la nación, alineando sus calles, un hecho que ha sido lamentada por muchos que conducen alrededor de la ciudad o que usan taxis para el tránsito. Con el aumento de la presencia de cámaras de luz roja han llegado algunas actividades de manejo peligrosas como los motoristas que pisan los frenos para evitar la posibilidad de una multa; mientras que pisando los frenos podría sonar como un movimiento seguro, en muchos casos, puede causar que un conductor detrás del primer vehículo choque el extremo posterior de ese carro, causando una colisión que resulta en daños monetarios a todos los involucrados e incluso puede causar lesiones físicas a algunas víctimas.

Públicamente, algunos oficiales de la ciudad de alto rango han afirmado que la inclusión de las cámaras de luz roja en las intersecciones del área ha sido para mantener a los conductores responsables por sus acciones. La teoría es que si una cámara está presente y captura a un conductor pasándose una luz roja, ese motorista puede ser castigado y se espera que el castigo impedirá que el conductor y otros participen en esa actividad en el futuro. Sin embargo, con el acortamiento de las luces amarillas en muchas intersecciones de cámara y con la congestión de tráfico pesado en Chicago, colisiones causadas en parte por la presencia de estas cámaras siguen ocurriendo.

El alcalde Rahm Emanuel ha tomado medidas en respuesta a unas vistas negativas sobre estas cámaras al remover algunos de las intersecciones con pocos o ningún colisiones en el año anterior. La semana pasada, la ciudad anunció que otros 50 cámaras serán removidos de 25 intersecciones en los próximos meses y hasta que se puedan remover, serán desactivadas para evitar que los motoristas reciban multas de luz roja automáticas. Cuando estas cámaras se hayan removido, Chicago tendrá 302 cámaras en toda la ciudad en 149 intersecciones diferentes. Aunque estos números todavía están altos en comparación con otras ciudades, ellos representan una reducción de 20 por ciento en el número de cámaras cuando se compara con la altura del uso de la cámara por la policía local en Chicago.

Además de las alteraciones a las ubicaciones actuales de las cámaras, la ciudad de Chicago también está tomando medidas para advertirles a los conductores de los cambios inminentes de la luz al instalar “cuentas” de luz adicionales – dispositivos que literalmente advierte a un conductor del número de segundos hasta que una luz cambia de verde a amarillo. La ciudad alega que estos dispositivos de cuenta evitarán posibles colisiones traseras mientras que simultáneamente advirtiéndole a los conductores de su obligación de detenerse en una luz roja. También se cree que estos dispositivos agregarán legitimidad a cualquier multa de luz roja que se emitan ya que los conductores que corren estas luces rojas recibirán advertencia adicional del carácter de la luz antes de entrar en una intersección.

Los datos que rodean las cámaras de luz roja en todo el país no está claro sobre la eficacia de este tipo de dispositivo de seguridad, pero en Chicago, está claro que las víctimas de accidentes de carro donde los conductores ignoran las luces rojas tienen derecho de buscar compensación financiera por sus pérdidas. El dinero se puede obtener para cubrir los gastos médicos, salarios perdidos, y el dolor y el sufrimiento, así como los daños y perjuicios adicionales sufridos por la víctima debido a una colisión. Si usted ha sido lesionado, puede recibir la claridad que necesita al hablar con un abogado de lesiones personales.

En Chicago, los abogados de Abels y Annes, P.C., creen en los derechos de las víctimas y si usted ha sido lesionado, nosotros creemos en usted. Ofrecemos una consulta de su caso gratis y sin compromiso de su parte cuando nos llame gratis al (855) 529-2442 y tenemos a un abogado a todas horas del día y de la noche para tomar su llamada. Si usted prefiere, también puede comunicarse con nosotros en cualquier momento llamándonos localmente al (312) 924-7575. Cuando un accidente cambia su vida, asegúrese de que sus derechos sean protegidos. Llame a Abels y Annes, P.C., hoy.